CANNES 2013 (4): L'IMAGE MANQUANTE, DE RITHY PANH

Historia frágil

Por Daniel Kasman

(Read the original version in MUBI)



La segunda inventiva deliberadamente autobiográfica del festival no tiene nada que ver con la oscura extravagancia de la película de Jodorowsky, trabajando, en lugar de ello, con una grave narración de la infancia de Rithy Panh en Camboya bajo los jemeres rojos. La recreación de la época y de las anécdotas personales de Panh se lleva a cabo mediante la creación de innumerables figuras de barro –esculpidas y pintadas, tal y como vemos, a mano, a partir de «la tierra y el agua»–, representadas en escenas estáticas por las que se mueve la cámara mientras el cineasta va realizando los cortes. Así se rellena un hueco, la imagen que falta del título: una grabación fotográfica perdida de la experiencia humana del horror y de la opresión más allá de la ideología oficial del gobierno. (Una imagen no perdida: la imagen oficial, la imagen de la propaganda, la imagen de las películas camboyanas de la época). La narración de Panh, de una flaqueza conmovedora, fluye suavemente entre el relato histórico, los recuerdos profundamente personales y las críticas generales, ilustradas con las figuras despiadadamente cándidas y, de este modo, terroríficas y dulces a la vez, de su población de barro, cada una de ellas trabajando, viviendo, pasando hambre y muriendo en un reposo inmutable. Algunas descansan sobre el archivo documental, creando escenas históricas –como el éxodo masivo de Phnom Penh–, del que aparentemente hay pocos o ningún registro visual. Otras esculturas coloridas, presencias de aquellos que se ganaban a duras penas la vida, esculpidas e inmovilizadas en una solidaridad de miserias, quedan contrastadas con las sobrecogedoras imágenes oficiales de las visitas oficiales y de los discursos de Pol Pot. Panh comienza la película afirmando que al llegar a la madurez volvió a su infancia, de modo que no sólo recurre a los recuerdos de su niñez, sino al tipo de juguetes que conforma el imaginario de esos recuerdos. Sus formas primitivas sugieren, del mismo modo que las elipsis en la narración de Panh, la cual se siente pasar como una serie de eones de lo que deben ser sólo unas pocas estaciones o años, un trabajo en proceso que conduce al descubrimiento de la crónica de una época retenida sobre todo en la memoria. O, si el descubrimiento es imposible –la película comienza con una serie de copias de antiguas películas terriblemente deformadas y frágiles rescatadas de las latas oxidadas–, se recurre a la evocación de este nuevo esfuerzo para crear nuevas imágenes, personalmente, con las que tanto compartir una visión de los recuerdos como conmemorar para siempre aquello que falta. 

 

Traducción del inglés de Francisco Algarín Navarro.


L'IMAGE MANQUANTE 
Un certain regard   
CAMBOYA, FRANCIA. 2013. 95’ 
Director: Rithy Panh 
Fotografía: Prum Messa, Rithy Panh 
Montaje: Marie-Christine Rougerie 
Sonido: Eric Tisserand
Música: Marc Marder
Voz: Randal Douc