XCÈNTRIC 2015 (VI): GARDEN ISLAND Y OTRAS PELÍCULAS DE PATRICIA DAUDER

Los trazos en el territorio

Por Iker Perez Goiri

Garden Island (Patricia Dauder, 2012)

 

Estar en el pliegue y deslizarse, inscribiendo unas formas en la película. Como el surfista, recoger(se) un instante y en el propio instante: el territorio al mismo tiempo que la cartografía. Patricia Dauder pliega y despliega una serie de instantes en la materia de sus filmes, capturados como huellas o rastros de un proceso. La película, como el fluir del mar, marcada por su oleaje.

Las formas habitan un territorio siempre cambiante, en la atención a su incesante modelado (Surfers [2005]), para, llegado el momento, con el gesto del surfista, describir un trazo sobre la superficie. Cuestión de trazo, y para la cineasta, cuestión de corte. Y entre los cortes, la huella del surfista y su tabla sobre el mar, la del windsurfista en los pliegues del aire, en pleno salto o pirueta, coreografías construidas mediante fracciones de movimientos e instantes precisos (Cutsurf [2009] y Forward (Film) [2010]). Una serie de edificios en construcción, oscilando entre la estructura, y planos más cercanos que dan cuenta de las formas y texturas de las que se componen (Sporadic [2009]). Los bocetos y apuntes dibujados para un proyecto sobre Mali (Les Maliens (A Script) [2006]) o el proceso de formación de una pintura de la propia cineasta, como la gestación de un cosmos (Abstract film #2 [2005]). El curso de unas nubes sobre un paisaje isleño (Garden Island [2012]), o las marcas de luz (y sus sombras) en varias instantáneas donde se ha fijado un fenómeno visible en el cielo (March 5th 1979 [2011])1.

Las películas se muestran en distintos estados, rugosidades y atmósferas, en blanco y negro o en color, con el grano muy acentuado o con una bruma que baña las figuras. Una climatología del material, porque el territorio tiene sus caprichos climáticos, inseparables de su experiencia misma. Y como la superficie del agua que vemos en Flow (2009), el filme recoge también los brillos de luz y los reflejos, revelando en su materia lo que se transparenta desde el fondo. En ambos casos, efecto y trabajo de la luz sobre el elemento sensible, sus cristales y sus sales. Por ello mismo, Patricia Dauder dirige la lente de su cámara hacia el sol, para que impacten contra ella los haces de luz y queden las impresiones de sus perlas y sus destellos.

Trabajo de exploración. Y en el camino, detenerse y captar unas formas, fragmentos de una geografía, la de algunos lugares de África: una calle, un edificio, un paisaje… también su huella sonora, en Les Maliens (a film) (2007), que como su hermana Les Maliens (A Script), se inscribe y se con-forma como apuntes y esbozos tomados en el trayecto. Rastros que permiten el rastreo: una serie de estados. Y a partir de ellos, construir un mapa y un territorio. Espacio-tiempos donde reconocer el terreno.

 

*****

 

1 A partir de una serie de fotografías tomadas en Gran Canaria. Lo que en un principio eran las pruebas fotográficas que atestiguaban el avistamiento de un OVNI

Cutsurf (Patricia Duader, 2009)