XCÈNTRIC 2019 (38): HE STANDS IN A DESERT COUNTING THE SECONDS OF HIS LIFE, DE JONAS MEKAS (23)

Kenneth Anger y Annette Michelson

Por Jonas Mekas


 



Hay historias y anécdotas que, conforme pasan los años, se convierten casi en un clásico. Una de esas anécdotas, cuenta la leyenda, comenzó en París alrededor de 1970.

Kenneth Anger había invitado a Annette Michelson a que fuera a una extraña proyección de algunas partes de las tres partes de Ivan the Terrible de Eisenstein, que acababa de estrenarse en París. Así que fueron, la película se acabó, y pasearon un rato fuera del cine. En ese momento, Annette, como cuenta la leyenda, se giró hacia Kenneth y le dijo algo del tipo: «Kenneth, ¿qué piensas de ella?».

Kenneth no dijo nada. Siguieron caminando. Fueron a comer a alguna parte. Kenneth es silencioso, no es muy hablador. Terminaron de comer, se marcharon.

Pasaron los años. Varios años, así que la leyenda siguió creciendo.

Kenneth es silencioso.

La oportunidad llegó cuando hubo otra proyección, de nuevo en París, en la que Kenneth y Annette Michelson volvieron a quedar. Annette, que estaba muy perpleja ante ese largo silencio de Kenneth, decidió romper el hielo.

«Kenneth», dijo, «¿Qué pasó aquella noche en que vimos Ivan the Terrible? Algo debió suceder, parece que pretendías mantener la distancia».

Kenneth, tal y como cuenta la leyenda, se giró hacia Annette, y le dijo (mis palabras):

«Pero Annette, ¿cómo se puede hablar de una película tan grande como Ivan the Terrible? ¿Cómo pudiste utilizar las palabras que usaste, justo cuando estábamos saliendo? Debimos caminar en silencio».



































2 de abril de 1984

Publicado originalmente en Jonas Mekas.
A Dance with Fred Astaire.
 Anthology Editions, octubre de 2017.

Traducción del francés de Francisco Algarín Navarro.