XCÈNTRIC 2019 (31): HE STANDS IN A DESERT COUNTING THE SECONDS OF HIS LIFE, DE JONAS MEKAS (16)

Peter Beard

Por Jonas Mekas y Pip Chodorov


 



Cuando Adolfas le dijo a Jerome Hill que buscaba a alguien para interpretar el papel principal de Hallelujah the Hills, y que necesitaba que esa persona fuera capaz de trepar a los árboles, de saltar por las rocas, que tuviera un espíritu aventurero y que físicamente fuera capaz de hacerlo, Jerome dijo, sin pensarlo un segundo: «¡Conozco a esa persona! ¡Es mi sobrino!».

Y señaló con el dedo una revista que estaba justo delante nuestra, en la mesa: «¡Mirad! ¡Es él!». Era la revista Life, con una foto a página completa, con el pie de foto: «Peter Beard, joven del año». Ya había estado en África investigando sobre los cocodrilos en unos de esos lagos tan peligrosos. Le conocimos, e inmediatamente estuvo claro que era la persona indicada.

Filmé las imágenes de Peter con los Kennedy y Warhol. Su casa en Montauk estaba a cinco minutos en coche de la de Warhol, y pasaba mucho tiempo con Lee Radziwill, que en aquella época alquilaba las casas de Warhol en verano. Era allí donde los niños de Kennedy pasaban el verano, y Peter fue allí muchas veces. Andy también pasó allí muchos fines de semana.

Jonas Mekas























Peter Beard, con su primo Jerome Hill (otro amigo y benefactor de Mekas), era el heredero de una fortuna acumulada por el bisabuelo James J. Hill, apodado «el constructor de imperios» por su papel en la construcción y la gestión del tejido de las líneas de ferrocarril intercontinental Great Northern Railway, a finales del siglo XIX. Un retrato de Beard, publicado en Vanity Fair en 2007, comenzaba así:

«Ya esté en una discoteca en Nueva York o en las profundidades de la selva africana, Peter Beard, fotógrafo y artista mundialmente conocido, está rodeado de drogas, de deudas y de mujeres increíbles. En la víspera de una gran retrospectiva de la obra de Beard en París, nos encontramos con este hombre, a quien describen como "mitad Tarzán, mitad Byron", que está intentando planear su shangrila keniano».

El otro «shangrila» de Beard estaba en Montauk, en la parte oriental de Long Island. Es allí donde Mekas le visitaba, así como a sus amigos y vecinos, entre los cuales estaba la antigua primera dama Jacqueline Kennedy Onassis, sus hijos Caroline y John, y su hermana, cuyo título, en la época, era Su Alteza Serenísima Princesa Radziwill.

En los diarios de Mekas, las secuencias de Montauk tienen ciertamente más interés para quien busca cazar a los famosos que, digamos, las dedicadas a los músicos callejeros del Bowery.

Pip Chodorv

Artículo publicado originalmente
en el libreto que acompaña a la edición en DVD de
He Stands in a Desert Counting the Seconds of His Life
editado por Re:voir.

Traducción del francés de Francisco Algarín Navarro.