XCÈNTRIC 2019 (19): HE STANDS IN A DESERT COUNTING THE SECONDS OF HIS LIFE, DE JONAS MEKAS (4)

Carolee Schneemann

Por Jonas Mekas y Pip Chodorov


 

Conocí a Carolee Schneemann a través de Brakhage. Creo que se hicieron amigos en la época en la que él iba de visita a Nueva York. Ella salía con el compositor James Tenney, y ya habían conocido a Brakhage en Colorado. Les hicimos una vista, y fue allí donde ella proyectó Fuses.

Pero en la época, no era la Fuses de hoy. Era una película muy directa, sin superposiciones ni colores. Simplemente era una película que mostraba el acto amoroso. Lo que existe hoy llegó más adelante, después de que ella trabajase mucho en la película, transformándola hasta dejarla irreconocible. Es una película totalmente diferente. Espero que haya conservado la primera versión, porque habría que proyectar ambas, una al lado de la otra... Las dos son muy inventivas, cada una a su manera.

Vi a Carolee muchas veces, la mayoría en casa de ella. Asistí a Meat Joy, la performance que hizo en la Judson Memorial Church, en la calle Washington Square South. La Judson Church fue un lugar muy, muy importante para las performances artísticas entre el 66 y el 67, no sólo gracias a las performances de Carolee, sino también a cosas como el Bread & Puppet Theater de Peter Schumann.

Jonas Mekas

La obra de Carolee Schneemann ha conocido múltiples formas: collages, vídeos, esculturas motorizadas, arte corporal, dibujos, libros de artista, tiras fotográficas, instalación con proyectores, pinturas en relieve y serigrafía, por mencionar sólo algunas. Calificarla como cineasta y performer es no hacerle justicia teniendo en cuenta la amplitud de sus actividades. Si es así como Mekas la recuerda en los años 60 y 70, probablemente esto diga más sobre los límites de su propio entorno que sobre los de Schneemann.

Pero sea el que sea el soporte elegido, ella siempre transgredió valientemente los tabús y los estereotipos sexuales. Para los que se interesan sobre todo en el cine, su obra comienza con las películas en 16mm citadas por Mekas, Meat Joy (1964) y Fuses (1964-67). Esta última comienza con escenas de Schneemann y de su compañero de la época, el compositor James Tenney, haciendo el amor. Schneemann trabajó de nuevo sus imágenes después, utilizando pintura y collages, para añadir una dimensión visual suplementaria a su película.

En la época, las artistas femeninas solían estar a menudo eclipsadas por sus compañeros masculinos. Podemos citar como ejemplo a Nam June Paik y Shigeko Kubota, Willard Mass y Marie Menken, y por supuesto Yoko Ono y John Lennon. Pero aunque la reputación musical de James Tenney, su compañero en Fuses, fuera extraordinaria, Schneemann no era una artista que se dejara eclipsar.

Pip Chodorv

Artículo publicado originalmente
en el libreto que acompaña a la edición en DVD de
He Stands in a Desert Counting the Seconds of His Life
editado por Re:voir.

Traducción del francés de Francisco Algarín Navarro.