XCÈNTRIC 2019 (25): HE STANDS IN A DESERT COUNTING THE SECONDS OF HIS LIFE, DE JONAS MEKAS (10)

Ed Emshwiller

Por Jonas Mekas


 

Creo que conocí a Ed Emshwiller en una sesión de Cinema 16. Había visto sus películas, y Adolfas, que conocía sus habilidades técnicas, decidió contratarlo como cámara en Hallelujah the Hills, en 1963.

Más adelante, le invité a venir al festival de cine expandido en noviembre y diciembre de 1965. Felizmente, tenía una gran fuerza física, ya que en su performance, recorría el escenario llevando un proyector, apuntando la imagen proyectada hacia diversas direcciones.

Jonas Mekas




Tanto la fuerza física como las habilidades técnicas mencionadas por Mekas están presentes en las películas de Ed Emshwiller. En sus obras más destacables de los años 60, como Totem (1963), Relativity (1966) o Film With Three Dancers (1970), la cámara de Emshwiller es tan acrobática como los bailarines que tomaba frenéticamente como sujetos.

Emshwiller sobresalía igualmente como ilustrador de ciencia ficción y como cámara de películas documentales. Siendo uno de los primeros artistas residentes en el TV Lab de Thirteen/WNET, la cadena de televisión pública neoyorquina, hizo suyas las nuevas tecnologías del vídeo y la informática. En Scape-Mates (1972), los formatos electrónicos que nacían se funden de manera totalmente natural con sus talentos como ilustrador y como cámara.

Emshwiller falleció demasiado pronto (en 1995) como para sacar partido del cine digital, pues habría sido una maravilla lo que podría haber hecho teniendo en cuenta la gracia y la fluidez con las que pasaba de un medio a otro.

Pip Chodorov

Artículo publicado originalmente
en el libreto que acompaña a la edición en DVD de
He Stands in a Desert Counting the Seconds of His Life
editado por Re:voir.

Traducción del francés de Francisco Algarín Navarro.