XCÈNTRIC 2019 (34): HE STANDS IN A DESERT COUNTING THE SECONDS OF HIS LIFE, DE JONAS MEKAS (19)

Escapando por los pelos: Peter Beard y los niños Kennedy

Por Jonas Mekas


 













El verano de 1972 fue una época muy feliz en Montauk para Caroline y John Kennedy Jr., y Tina y Anthony Radziwill. Lee Radziwill alquiló una de las casas de Andy Warhol en la costa atlántica de Montauk –una casa grande, muy bonita frente al mar, donde se quedaba Lee, y donde ahora los Kennedy y Radziwill pasan gran parte del verano. Andy también se quedó allí una buena parte del verano, en una de las casas. Y también lo hizo Peter Beard. Peter, además de ser el tutor de los niños, era una especie de guardaespaldas. Yo hacía un poco lo mismo en verano. A veces había otros visitantes, sobre todo los fines de semana.

Fue aquel verano –no recuerdo la fecha exacta-, un fin de semana o dos después de que Peter volviera de Kenia. Lo que quiero contarte sucedió un fin de semana de aquel verano. Lee tenía negocios que hacer en Nueva York y tenía que marcharse temprano aquel domingo. Peter debía llevarme junto con los niños a Nueva York en su coche.

Todavía había luz, no era del todo de noche, y estábamos buscando algún sitio a mitad de camino, cuando de repente levanté la vista del libro que estaba leyendo y no me pude creer lo que estaba viendo: ¡Peter estaba conduciendo por el carril contrario de la carretera! ¡De repente había vuelto a África! Me di cuenta de que era totalmente inconsciente y, además, en ese mismo momento, vi que un coche venía en nuestra dirección. Todo ocurrió en una fracción de segundo. «¡PETER MIRA!», grité. 

Por supuesto, Peter era Peter, su reacción fue tan rápida como se podía esperar –es decir, iba a la velocidad de la luz. Giró a la derecha lo bastante rápido como para evitar que chocáramos.

Seguimos como si nada hubiera pasado. Sólo después, en casa, y durante las siguientes semanas, en realidad años, ese momento volvió de vez en cuando. Nunca pregunté a Peter cómo lo recuerda. Conociendo su estilo de vida aventurero, probablemente se lo tomó como algo cotidiano. Para Peter era simplemente una de tantas escapadas fulminantes.

Nunca se lo conté a Jackie o a Lee, no quería preocuparles.



Publicado originalmente en Jonas Mekas.
A Dance with Fred Astaire.
 Anthology Editions, octubre de 2017.

Traducción del francés de Francisco Algarín Navarro.